sábado, 28 de noviembre de 2015

El poder de las palabras...escritas.


Lo que os voy a contar es "tan cierto como el aire que respiro" (como decía una canción de misa cuando iba al colegio, que comenzaba con "Dios está aquí..."). 

Veréis, hace muchos años encargué unos armarios a medida para mi casa. El día que vinieron a montármelos (recuerdo que era después de comer y que el montador era alto, ojo al dato...), en el preciso momento en que el chico estaba colocando todo en su sitio, el teléfono móvil me avisó de que había recibido un mail. 
Como soy curiosa me faltó tiempo para leer su título, que era: "Chelo, escapémonos"
El mail era de los más el más bonito que he recibido en mi vida, dicho sea de paso (y por si también sóis curiosos os diré que no me escapé).

Empecé a temblar y ya no atendía a razones del pobre chico que me decía "A ver, señora, ¿dónde quiereS que Te ponga los pomos y las manecillas?".

Recuerdo perfectamente que en ese momento pensé: "¿¿¿señora???, mira chaval, esto te lo paso, pero que me interrumpas mientras estoy leyendo un mail que puede que me lleve a la luna, no. Así que date aire que a mí los mails me gusta leerlos a lo grande, en el ordenador"). 
Pero le contesté con educación: "¡Ah, claro! los pomos...esto...donde quieras, si total no importa...".

Hoy tengo todos los pomitos de cajones y las manecillas de las puertas donde ni me gustan ni llego (ya os dije que él era alto).

Este era el ejemplo nº1 (y real como la vida misma) del poder de las palabras...escritas.

Vayamos al nº2. 

Los viernes después de comer suelo ir a comprar para toda la semana. Ayer, en pleno proceso de compra y con el carro todavía vacío empiezo a recibir un montón de mails en el móvil. 
No pude resistirme a mirar de qué se trataba (¿os dije ya que soy curiosa?), y leo: "Carmen Pinedo (¡de nuevo tú, Carmen!, ¡qué bonita la coincidencia, me encanta!) ha compartido "Palabras para Chelo" de Francisco Moroz (o algo así decía Google+).

Total, que ya no supe qué hacer con el carro de la compra, sólo quería marcharme a casa, ¡no iba a leer "Palabras para Chelo" en medio del supermercado!.
Compré poca cosa (excepto lo que necesitaba) y volé hacia mi ordenador, para leerlo como a mí me gusta, ¡a lo grande!.

Y qué emocionante fue el momento de abrir el post de Francisco, ver allí una 'estrella de la fama' con mi nombre y leer el poema que me dedicó (que, al final, me aprenderé), como regalo por mi tercer cumpleblog.

Como ya le dije en su blog Abrazodelibro: "(...) Me siento inmensamente rica al tener un amigo como TÚ, un amigo que es capaz de emplear su tiempo y su gran talento en hacerme un regalo como éste , de valor incalculable para mí. No dudes que me lo llevo copiado (además de en el corazón) y pienso lucirlo más que orgullosa (aún no sé cómo pero pensaré la manera). (...). 

Pues bien, aquí está.
Comparto con todos vosotros

MI estrella y MI poema:

viernes, 27 de noviembre de 2015

Palabras para Chelo

Para Chelo, que es una cajita de sorpresas, por su tercer año como bloguera entregada a la causa.
(Los amigos están para eso)

De corazón danzaré contigo tras la lluvia,

y pisaré los charcos con la ilusión del niño.

Esperanzado miraré hacía arriba para ver las nubes,

te presentiré tras ellas como a sol de Mayo.



Acariciadora eres con tu nombre propio,

como la brisa mañanera que refresca el rostro.

Con tu cuerpo estrechado en imaginado abrazo,

te intuiré como adagio, como arpegio hermoso.



Al indefinido esbozo de tu bocetado rostro,

le pondré sonrisa y luminosos ojos.

Tiempo pasajero de añorada ausencia,

retazo juvenil de recordada esencia.



Liviana en palabras y amorosa en prosa,

verso consentido, colorida aurora.

Luminoso faro,

caja de sorpresas con celeste lazo.



Correré por tus renglones al encuentro,

te esperaré en el párrafo inicial de mis poemas.

Serás protagonista consentida de la historia,

el misterio y el final feliz del argumento.



En la amistad se basará la confianza,

de las cómplices risas por remotas ondas.

Y de cine será la aventura comenzada,

con reparto de lujo y en compañía grata.



Derechos de autor: Francisco Moroz

Un poema como el de mi amigo Francisco y una 'estrella de la fama' propia, bien valen una nevera vacía y un corazón contento. 
Éste es el poder que tienen las palabras (en este caso escritas) o, al menos, el que ejercen sobre mí.


¡¡ M I L   G R A C I A S    D E   N U E V O   F R A N C I S C O !!





martes, 24 de noviembre de 2015

¿Casualidades causales?


Hoy un titular, tan solo el titular de un periódico que rezaba así: "¿Casualidades o Causalidades?", me ha inspirado este post.

Da igual que hagas 20 bien; si haces 1 mal, en un santiamén se van a tierra las otras 20. No importa que hagas 200 bien; si haces 2 mal, son esas 2 las que alguien te saca a relucir y más de 1 vez.

No creáis que la cosa va de números que, dicho sea de paso, están dichos al azar. Hoy la cosa va de un nuevo 'fenómeno'...

Igual que un día hablé del 'no gracias' (sin la coma detrás del no), hoy hablo del fenómeno 'no te disculpo' (de nuevo sin coma, porque bien distinto es un 'no, te disculpo').

Considero que cuando algo ha podido molestar a alguien, y uno lo recapacita, y lo siente, y le duele tanto como al otro (porque el otro le importa), no hay nada mejor que hablarlo y pedir disculpas, ¿no?

Supongo que cuando se da el paso y esa persona le escucha, está aceptando y 'recogiendo' las palabras (y no precisamente para 'echarlas' luego en cara cuando tiene ocasión), ¿no?

Doy por sentado que eso debería quedar borrado, y doy por sabido también que en ese momento hay que 'pasar página', ¿no?

Pues (para algunas personas, que no para mí), no, no y no. Lo único que parece claro es que si uno no 'pasa' de nada y suele tener casi siempre las cosas en cuenta, se le pone el listón muy alto y no puede equivocarse nunca, ¡no le está permitido equivocarse! tiene que tener manos hábiles para mover bien los hilos de los hechos que van surgiendo y, sobre todo, debe pisar con pies de plomo.

En cambio, a aquél que 'pasa' de todo o a aquél con quien no se puede hablar, a ese...¿para qué decirle nada? ¿para qué ponerle un listón si no vale la pena?

Hace tiempo (quizás años) que vengo pensando esto. Como no soy perfecta ni pretendo serlo y dado que ayer sufrí ese 'fenómeno' por partida doble (por un lado me olvidé de una cosa y por otro se me echó en cara otra ya pasada, ambas con reproches añadidos), hoy me pregunto, ¿será casualidad o hay alguna causa por la que esto me sucede?

¡Pues tengo la respuesta! Ayer fueron las dos cosas. Por un lado fue casualidad, pero por otro hay una causa, y está en que esos 'considero', 'supongo', 'doy por sentado', 'doy por sabido'...tienen de obvios lo que yo de adivina (o sea, nada, no os vayáis a creer...). 

¿Vosotros cómo lo véis? ¡Venga! Después de tanta fiesta no viene mal un poco de terapia   ;-)

Nunca grito pero hoy haría como Mafalda:
 

domingo, 22 de noviembre de 2015

Mi tercer cumpleblog


años cumple hoy mi blog

^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o^o

¡Bienvenid@!  
¡Te ha acompañado Puntualidad! (qué agradecida es siempre...). Siéntate (y siéntete) como en si estuvieras en casa, pues en un día como éste te voy a contar la película de cómo he llegado hasta aquí.

En el primer 'cumpleblog' hablé de  "La invención de Hugo". Hice una fiesta más bien modestita, para los más cercanos y poco más. Eso sí, vino Ilusión, que hay que ver cómo es, no se pierde jamás ningún evento.

En el segundo 'cumpleblog' reseñé la película  "El nombre". Como en toda celebración que se precie hubo tarta (¡me encantan las tartas en las celebraciones!), pero se la comió toda Emoción ya que ese día, con la excusa del título de la película, aproveché para celebrar el "proyecto" de 2 vidas que estaban por llegar a mi vida.

Durante esos dos años, Paciencia y Constancia me acompañaban porque yo trabajaba tranquilamente detrás de las cortinas, con ellas como únicas y fieles compañeras. 

Cuando apareció mi primera 'seguidora', Irene, yo ni sabía que era posible eso, 'seguir', porque ella no tenía ningún blog...Pero lo cierto es que, al poco, desapareció con Misterio.

Este año, allá por primavera, Curiosidad llamó a mi puerta y Casualidad hizo que llegarámos a una casa muy señorial, construída con excelentes materiales y cuyo dueño se llamaba Francisco Moroz, un hombre muy culto, muy sentido, de verbo fácil y de impecables modales que, precisamente ese día, estaba celebrando su 'cumpleblog' y, muy generosamente, repartía 'premios'
He de confesar que me colé en su 'fiesta' y le dejé una nota:
"Llego aquí a través de la lectura del blog de Carmen Pinedo (que para mí es un reciente y grato descubrimiento).
¡Mi enhorabuena por el cumple del tuyo, por tu iniciativa, y como no, felicidades a todos los que has
nombrado!"  (aún no sabía que se les llamaba 'nominados')

Efectivamente, previamente había visitado otra casa que parecía salida de una enciclopedia. Era como una preciosa galería de arte que su 'dueña', Carmen Pinedo, mostraba a los que llegaban con una maestría increíblemente divertida. Esta fue nuestra conversación:

  1. ¡Qué instructivo todo lo que escribes Carmen! Muchas cosas las ignoro pero como me gusta leer lo que escribes, con tu permiso, aquí me quedo ;-)
    ¡Feliz tarde de domingo!

    1. ¡Ja ja ja! Encantada de contar con tu compañía, Chelo. Anda, ponte cómoda. ¡Feliz tarde y que la semana que empieza mañana sea amable contigo y con todos nosotros! (caray, me ha salido como una oración).
  2. Amén ;-)
    ¡Muchas gracias y lo mismo te digo!

Desde entonces visito su casa y me apunto a sus espectaculares 'excursiones'. 
Pero como os iba contando respecto a la visita a Francisco, el caso es que al cabo de un rato él, que había leído mi misiva, me contestó muy amablemente lo siguiente:

"Un verdadero placer tu paso por aquí Chelo, espero que un día te quedes por aquí con la gente querida. Yo por mi parte me pasaré por tu blog y así conocerte.
Un beso"

Interés hizo que me fijara en que, detrás de mí, alguien llamada Kirke Libris, le dejó otra 'nota' que leí:
"Felicidades por el cumpleaños del blog, eso lo primero, también te felicito por la pasión y el entusiasmo que viertes continuamente en él (...). Enhorabuena por tu buen quehacer. Por otro lado, muchas gracias "padrino"(...) "

"¿Padrino?" me preguntaba Curiosidad y, como no, fui a visitar a ésta, a la "ahijada". 
Y así fue cómo llegué a casa Kirke. Y aquéllo no era una casa... aquéllo era un confortabílisimo y dulce hogar en el que se leía mucho, se hablaba de muchos temas con precisión y, sobre todo, se trataba con verdadero esmero a todo el que llegaba. Me pareció una persona muy cálida, comprensiva y sensible (aunque ella se decía que no) y me recibió con los brazos abiertos.
Al poco tiempo me escribió nominándome a  un premio.
Recuerdo que me temblaba la mano al leer su comentario en mi blog. ¡Era mi primer premio! y os puedo asegurar que me sentí  mucho más contenta que una niña con zapatos nuevos.
Fue entonces cuando la llamé mi hadita mágica, tanto por el origen de su nombre "literario" como por su vaticinio (que se cumplió, pues me dijo que me llegarían muchos más). 
En este punto he de decir que Modestia es muy pesada y siempre está ahí dando la lata, aunque quizás no lo parezca porque Efusividad la eclipsa totalmente.

Conocer a Kirke, a causa de ese premio, fue de las cosas importantes y más emotivas que me han pasado en este tercer año. 
Como sabéis, no hace mucho abrimos juntas nuestra sección Al alimón sobre Libros/Películas, y nos marcha estupendamente, (aunque he de decir que siempre se nos agrega Entusiasmo, pero como es tan motivador dejamos que nos acompañe).

Kirke me llevó a casa Rosa Berros Canuria, y pude ver que tenía una casa muy bien decorada (¡hasta había una charca con ranitas!) en la que se narraban preciosas historias. En ella pude encontrar una persona instruída y muy afable de verdad, y le escribí una nota: 
"(...) He llegado aquí a través de Kirke libris, que me ha nominado para el Premio Liebster Awards Blogs, y para mí ha sido una auténtica sorpresa.
Aunque soy más de cine, me gusta mucho tu blog (...)".

A lo que Rosa me respondió:
Rosa Berros Canuria 28 de mayo de 2015, 19:10
"(...) Me alegro de que te guste mi blog. Como ves, a mi también me gusta el cine. Junto con los libros, son mis dos pasiones. Gracias por seguirme. Te visitaré y te seguiré yo también. Un saludo".

En una de las 'excursiones' que organizó Carmen Pinedo fue cuando conocí a una chica muy entrañable que tenía remedio para todo. Empezamos a hablar y descubrimos que teníamos muchas cosas en común (y hasta me dió un consejito para mi blog). Se llama Marigem. Y así podría seguir contando, por orden, cómo llegué a vuestras casas o llegastéis a la mía: Clara (que hace verdadero honor a su nombre), Montserrat Gracia (tan grande, la admiro muchísimo), Arethusa Rococó (tan sincera y asertiva; un día me hizo una 'observación', eso sí, con razón y con cariño), Marisa Doménech (tan reflexiva, muy espiritual y buena compañera), Beatriz Morote (tan prudente y discreta y, sobre todo, solidaria), Erika M. (tan divertida y fiel compañera; ahora se ha mudado de barrio nos visitamos con la misma frecuencia. Es más maja...¡hasta me regalaría algún día de sus vacaciones!), Holden (ocurrente compañero con el que conecté "ipso facto" pese a ser 'diametralmente opuesto' a mí, como le dije en su día), Mª Pilar Domínguez (tan delicadamente coqueta y correcta)Ester (que fue y sigue siendo como un soplo de aire fresco, ingeniosa donde las haya), Joseme (tan considerada y apasionada en su trabajo y en este mundo), Julia C. (tan imaginativa, participativa y cariñosamente empática), Suni Mocholi (tan detallista, siempre "al quite"), Marcos (tan amigable y siempre oportuno), Juan Carlos G. (tan buen escritor y pensador), Gema Avefénix (tan enérgica y vital), y todas las demás personas que habéis ido llegando con el tiempo. 
De todos podría seguir aventurándome a decir algo personal pues, como véis, me gusta 'descubrir' quién hay detrás de cada blog, pero haría interminable este post y tampoco quiero se sume a la fiesta Aburrimiento.

No quisiera olvidar a es@s amig@s y a los Anónimos que, sin tener un blog, me comentan (y a los que sólo me leen también); en especial a Viajera, P. y M.J.R., ¿qué puedo decir de vosotr@s que no sepáis? me escribís siempre desde el corazón y doy saltos de alegría cuando os veo por aquí.

Y claro, desde entonces esto ha sido un 'no parar'.
Mi amiga Conciencia quiere que admita que entro poco en  'casa' para cumplir el objetivo inicial con el que abrí el blog, que no era otro que el hacer un ejercicio obligatorio en un Curso de Informática para funcionarios en el que me inscribí por los puntos para aprender cosas nuevas y en el que elegí el tema 'Películas'.

Como habréis podido comprobar Metódica no ha estado muy presente en esto de tener días para publicar, ni en la temática siquiera de las películas a reseñar, pero es que esto de ir de casa en casa, de premio en premio, de "inauguración", de votaciones, de participación en sorteos, "entrevista" (ejem ejem), etc., ha hecho que Frenesí se adueñara de todo, hasta el punto de que (y esto es lo más importante) Miedo escénico se aburrió y terminó por irse, quedándose la omnipresente Ilusión.

Como dije a Rosa hace bien poco, a propósito de su reciente "cumpleblog", me costó salir de casa pero Fortuna hizo que consiguiera un plano que me condujo a los sitios más hermosos de esta localidad cibernaútica, y así es cómo pude conoceros a tod@s. 
A ningun@ os cambiaría por nadie y si os he invitado a esta celebración es porque quería haceros saber que para mí sois personas con excelsas cualidades de las que aprendo algo todos los días.

Y os puedo asegurar que Alegría y Cariño (que hay que ver el estirón que ha pegado en este último año) se me agarran a la falda cuando voy a visitaros o venís a verme.

Para terminar os diré que con motivo de este aniversario quería regalaros algo. 
Una conocida, Originalidad, me aconsejó que no fuera otra vez tarta (porque hay que ver el lío que se montó por mi cumpleaños con el algodón de azúcar) o un premio (es una lástima que Atrevimiento, que sí me ayudó a dar pinceladas personales de muchos de vosotros, ahora no haya estado por la labor). 

Es por ello que os regalo una tarjeta. En ella no hay frases (que tanto me gustan); sólo una imagen con nombres, y mi deseo es que si os véis en ella os la llevéis y guardéis en vuestro blog si queréis.
Para terminar os diré que espero.que a todos nos vaya de película muchos años más.

 

¡Muchas gracias por estar hoy aquí!