miércoles, 1 de marzo de 2017

"El secreto de sus ojos"

Si no me equivoco ésta es la 11ª entrega de la Sección Alalimón.

Dirección: Juan José Campanella. 
Países: Argentina y España. 
Año: 2009. 
Duración: 129 min. 
Género: Drama. 
Interpretación: Ricardo Darín (Benjamín Espósito), Soledad Villamil (Irene Menéndez), Pablo Rago (Ricardo Morales), Javier Godino (Isidoro Gómez), Guillermo Francella (Sandoval).
 
Aquí tenéis el post de Kirke. Como veréis, el título del libro es un tanto diferente. Se llama "La pregunta de sus ojos". 
Benjamín Expósito

Antes de empezar diré que es la segunda vez que veo esta película. La primera fue hace muchos años, cuando aún trabajaba en un Juzgado de 1ª Instancia y me la sugirieron, porque mi cargo en aquel juzgado es el que desempeña en la película Benjamín Expósito (que interpreta Ricardo Darín, como ya dije).

En esta ocasión, nos la recomendó (a Kirke y a mí) nuestro querido amigo común Francisco Moroz, a quien va dedicado este post.
Ver de nuevo la película me ha permitido recordar aquellos tiempos que fueron tan agradables para mí, en los que conocí a tantas personas, y donde tan a gusto trabajé a pesar de tener que 'cargar' con casos, igualmente, bien desagradables (algún día contaré cosas de aquella época).
Pero voy a la reseña, que es de lo que se trata ahora:

"Él también corrió veloz hasta el final del tren y lloró como ella, toda su figura que hasta ahora era gigantesca, se achicaba en el andén hasta quedar pequeña a sus ojos pero cada vez más grande en su corazón"

Así empieza la película, narrando el protagonista, Benjamín Expósito, las líneas con las que está iniciando una novela que se ha decidido a escribir ahora que ya está jubilado; una novela que no versará sobre cosas irreales, sino sobre un truculento expediente que llevó cuando todavía estaba en activo en un Juzgado de lo Penal, 25 años atrás, sitio en el cual además de encuadernarse aún con hilo los papeles que conformaban un expediente, dejó apenas hilvanada una incipiente relación con la, entonces, Secretaria Judicial, Irene Menéndez
Allí se presenta después de todo ese tiempo, contando su propósito y rescatando una vieja máquina de escribir a la que le falta la letra "a", y aquí dejo este punto.
Irene Menéndez

Lo interesante de la historia está en los diálogos, así que es en estos dónde pondré el énfasis de esta reseña.

Frases (con ese acento argentino, que a mí me encanta, por cierto) como: "estoy cansado de ser feliz", o "se han abierto las puertas del cielo y se ha escapado un ángel" (cuando Benjamín entraba en el edificio que albergaba los juzgados), o "me ví cenando solo y no me gusté", sirven para hacernos una idea de cómo es esta persona, protagonista principal de una historia de amor silenciada o silenciosa, en contraposición a otra historia de amor que resulta frustrada a causa de un asesinato.

Los sentimientos que subyacen a lo largo de toda la trama son los de la culpa, la corrupción, la venganza, el miedo al compromiso, la impunidad o, in extremis, la privación del habla y de la intercomunicación con otros seres como forma de condena.

Ha
y imágenes macabras (como la escena inicial del crimen) e imágenes impactantes como las ocurridas en un estadio o en un ascensor, ya que alcanzan una tensión inusitada.

A pesar de ellas, la película goza de comicidad en algunos momentos, como cuando un juez empieza a recriminar la actuación de Benjamín, y en lugar de decir su nombre le empieza a facilitar pistas tipo "su nombre empieza por Ex...Expo...Exposi, ¿tiene alguna idea de a quién me refiero?".
O cuando Sandoval, su compañero de trabajo y amigo borracho, pero fiel, afirma ante el juez que sería una idea brillante lo de falsificar fechas. Este personaje provoca risa en muchas escenas y dramatismo en otras.
Sandoval

Y es éste, su compañero, quien da en el clavo de la investigación al afirmar que uno no puede cambiar de pasión, refiriéndose a Isidoro Gómez, del que tan solo diré (para no desvelar nada importante), que le someten a un durísimo e impactante interrogatorio en calidad de presunto asesino. 
Isidoro Gómez
También hay cierta dosis de cinismo entre los protagonistas en cuanto a su "relación":
"¿Cuál es tu sonrisa irresistible? no la conozco" (Benjamín), a lo que Irene contesta: "es lógico, solo la uso con mi novio".
O "mi vida entera fue mirar para adelante. Para atrás no es mi jurisdicción, me declaro incompetente" (Irene).
O en esta otra conversación: 
-"¿Dónde nos vemos? (Irene).
-"¿Para qué? (Expósito).
-"Para manifestar objeciones a mi vida, mi novio, mi casamiento y demás constancias que obran en la causa" (Irene).

Además de Benjamín, Irene, Sandoval y Gómez, hay un quinto protagonista que es Morales, el novio de la víctima (ya sale en la primera escena), que sigue venerándola 25 años después (lo cual tampoco resulta muy normal a los ojos de Benjamín, que quiere ayudarle a descubrir al asesino por la compasión que le inspira).  

Morales llega a formular este deseo respecto al autor de los hechos:
Morales
-"Que viva muchos años y así se va a dar cuenta de que esos años van a estar llenos de nada".
-"Lo peor de todo es que la voy olvidando. Tengo que hacer esfuerzos para acordarme de ella, día y noche".


Pero volviendo a Irene y Benjamín, cuando vuelven a hablar sobre el libro que él está escribiendo, ella le critica la parte que habla sobre su relación, y se atreve a preguntarle: "¿si fue así porque no me llevaste con vos?", y él no le contesta, pero le afirma que no fue otra vida, que es ésta. Ella, que no tuvo otro calificativo para él que el de "pánfilo", considera que dejó pasar el tren de su vida.
Es entonces cuando se plantea ver las cosas desde un ángulo diferente, ya que lo que le pasa a "otro" le lleva a ver su propia vida, planteándose un amor sin el desgaste de lo cotidiano y lo obligatorio.

La palabra "TEMO", escrita sobre un papel por Benjamín en mitad de los sueños, da paso a otra bien distinta después de 30 años (usando la letra "a" que le faltaba a la máquina) y le permite despertar del aletargamiento en que se encontraba sumido.

Resta añadir que la música es perfecta y que el propio título de la película encierra un secreto que solo podéis descubrir viéndola.

46 comentarios:

  1. Hola Chelo!! Me encanta esta película y Darin también. El libro no lo he leído.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Clara! Coincidimos en el gusto por la película y por el actor. Yo el libro tampoco lo he leído, pero por lo que ha comentado Kirke en su post, debe estar bastante bien, aunque yo no creo que lo lea después de haber visto la peli.
      Besos, y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Ya no sé si ha sido mi percepción o yo diría que en el libro la relación entre Irene y Benjamín no es tan explícita como aparece en la película.
    De hecho creo que es mucho más intensa la relación que se trae Benjamín con el novio de la víctima (en el libro es el marido).
    De todas formas, tu fantástica reseña me ha dado muchas ganas de ver la peli.
    Gracias, compañera, y de nuevo ha sido un placer trabajar contigo.
    Un besote, grande, grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al no haber leído el libro me fío completamente de lo que tú dices, Kirke. En la película yo diría que la relación de Benjamín con Irene aparece 'subyacente' y con Morales es 'emergente', pero ambas con la misma intensidad.
      De todas formas, según estamos o sentimos en un momento, focalizamos la atención en según qué cosas, bien lo sabes ;-)
      Gracias por tus palabras que comparto al cien por cien.
      El libro, como le dije a Clara, no creo que lo lea aunque tu reseña me hubiera invitado a ello de no haber visto la película.

      Un besazo enorme, compi.

      Eliminar
  3. No la he visto, Chelo. Pero sin falta la busco! Gracias por difundirla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me complace lo que dices, Sara. Yo creo que no te defraudará.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Te agradezco antes de nada la dedicatoria mi amiga.Esta película me pareció un gran oportunidad para hacerla un alalimón de los vuestros y creo que las has deshojado cual margarita, sacando de ella el jugo correspondiente del medio limón que te corresponde.
    ahora me voy a leer a Kirke que seguro tampoco me defrauda.
    Por cierto tanto película como libro merecen mucho la pena.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien mereces la dedicatoria, por tu oportuna sugerencia y por estar 'ahí' siempre.
      Gracias por tus palabras hacia mi medio limón, amigo.

      Por cierto, como has visto la peli y leído el libro puedes hablar con criterio: ¿qué opinas respecto a la cuestión que ha planteado Kirke? Así, con tu respuesta, salimos de dudas.

      Un beso muy fuerte

      Eliminar
  5. Vi la película hace tiempo pero ahora leyéndote Chelo me han entrado unas ganas enormes de volver a verla con tu reseña en la cabeza, para fijarme en esos detalles que tan bien has explicado y seguro que me parece aún mucho mejor.
    Un beso.
    Paso a leer a Kirke y ese libro que no conozco
    Se echaba de menos esta sección, es super interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra muchísimo motivarte a ver la película de nuevo, Conxita. De hecho, cuando se ve por segunda vez (como fue también mi caso) se saborean más los diálogos, las imágenes y la música, todo lo que un primer visionado puede no llamar la atención.

      Gracias por echar de menos esta sección. Comentarios así nos dan alas y mucha satisfacción.

      ¡Un beset gegant!

      Eliminar
  6. Estas entradas son magnificas, siempre me sorprende el resultado de algo que yo seria incapaz de hacer. Un aplauso y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú eres capaz de hacer cosas que yo no, Ester, así que estamos en paz, que es como mejor se está ;-)

      ¡Gracias por tu precioso comentario y tu aplauso!

      Un abrazo

      Eliminar
  7. La he visto dos veces y la segunda me gustó más aún que la primera. Ricardo Darín es genial y en esta película está... pues eso, genial. La historia es muy buena y, aunque con mi memoria he olvidado muchas cosas, lo que no puedo olvidar es la sensación que me dejó de haber visto una gran película.
    Muy buena tu reseña. Ganas de volver a verla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasó lo mismo que a ti, Rosa. Recordaba que la primera vez me gustó sin acordarme muy bien por qué, pero la segunda me impactó más, quizás porque le presté mayor atención (por la responsabilidad que supone hacer una reseña).
      Gracias por tus palabras, ¡un beso!

      Eliminar
  8. ¡¡¡Hola!!! Me encanta esta peli, adoro a Darín y como siempre está genial.
    Me ha gustado mucho la reseña, has hecho que me apetezca volver a verla, Kirke hace que quiera leer el libro(no lo he leído) y tú me has redescubierto una peli genial.
    Un besín y feliz jueves.
    Ahhhh, me encantaría que contaras cositas de la época en el juzgado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Gema, no te queda otra que volver a ver la peli y leer el libro. Me estoy dando cuenta de que somos unas fans de Ricardo Darín y es que este actor es excepcional en mi opinión.

      Ay, la época del juzgado fue de rosas con espinas. Vale, en algún momento haré un post, o igual más de uno. Gracias por interesarte, linda.

      ¡Un beso y feliz tarde!.

      Eliminar
  9. La película la he visto y debatido hace tiempo, la vi con el aula de la mujer y tuvimos un debate interesante. El libro no lo he leído pero no estaría mal leerlo. Y ver de nuevo la película no la descarto. Me encanta Darín. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese debate del que hablas debió ser genial, me hubiera gustado estar de oyente o participar, ¿por qué no?
      A Darín nos lo rifamos ;-)
      Un beso, Mamen

      Eliminar
  10. Gracias, chicas, por haber retomado esta bella sección. Tal y como acabo de comentarle a Paloma, ni he leído el libro ni he visto la peli, pero espero ponerle remedio pronto. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, ya tardas en poner remedio, Marina. Seguro que te gustan ambos.
      Besos

      Eliminar
  11. Chelo, me ha gustado mucho esta entrada en donde haces la reseña de esta película. Es para mi muy interesante saber que les encanta el "acento argentino", para mi es curioso porque no me doy cuenta que tenemos un "acento", y eso me da una especie de satisfacción, o algo así, no se cómo decirlo. Yo vi la película hace tiempo y me gustó mucho, las actuaciones, el director, todo. Pero en especial me gustó mucho la actuación de Francella que hace de alcohólico, un personaje dramático (muy logrado) en manos de un gran actor cómico.
    Muy buen reseña, muy completa y detallada, felicitaciones Chelo.
    Un beso.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, tú no te das cuenta de tu acento argentino, ni yo del que dicen que yo tengo (el valenciano).
      ¡Ah! y otra cosa te voy a decir, amigo. En la reseña que precede a ésta, en la de "El gato desaparece", os hice un guiño a mis seguidores argentinos, entre los que te encuentras.

      El papel de Francella me entusiasmó por su vis cómica, a la vez, que me inspiró pena, por lo que le sucede pero también cuando le recrimina a Benjamin que, siendo amigos, nunca le llamara por teléfono.

      ¡Muchísimas gracias por tu felicitación, Ariel! Te mando un beso muy grande.

      Eliminar
  12. Qué rabia recordar tan poco de esta película. Pero es que son tantas cosas...Ricardo Darín es uno de los grandes. También está sublime en Kamchatka, no se si la has visto. Luego nos tienes que contar tus desventuras como parte del poder judicial, jeje. Intuyo que saldría una buena serie.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he visto la película que me citas, Gerardo. Es más, no la conocía pero acabo de indagar y tiene muy buenas críticas. Si encima la protagoniza Darín, apuntada queda.
      Muchas gracias por la información y también por tu visión tan optimista respecto a mi andadura por el mundo judicial. Sí, algún día contaré la experiencia.

      Un abrazo

      Eliminar
  13. Vi la película, y creo que la tengo en dvd, pero no la recuerdo mucho. La confundo con "El mismo mar, la misma lluvia". Sé que de las dos guardo buen recuerdo y ahoras tus letras me la refrescaron un poco, pero todavía anda perdida en mi cabeza. Muchas gracias, Chelo, por hacérmela un poco. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial esto de intercambiar información. Antes, Gerardo y ahora tú, me indicáis películas que no conocía (creo que la que tú citas también me agradaría y la anoto).
      Suele pasar que cuando se trata del mismo actor y pasa tiempo, se confunden los recuerdos y sensaciones.
      Pero si a mí me pasa hasta con las que veo recientemente. Sin ir más lejos con las que ví el pasado fin de semana: "Tarde para la ira" y "Que Dios nos perdone", ¡tengo un lío en la cabeza!

      Gracias a ti, Ángeles
      Un beso.

      Eliminar
  14. He visto dos veces la película y volvería a verla. Ni los diálogos ni los hechos truculentos que en ella se relatan tienen desperdicio. Mezcla de romanticismo y tragedia. Y con un final sorprendente. Una gran película, como todas las que he visto protagonizadas por el gran Ricardo Darín.
    Un abrazo.
    P.D.- Que conste que a mí también me gusta el acento argentino, tan melodioso, pero debo acomodar mi oído al modo en que pronuncian algunas palabras que, además, no pertenecen a nuestro vocabulario castellano habitual. Curiosamente, te diré que el hijo de un amigo mío estuvo viviendo en Argentina y muchas eran las chicas que le decían que les encantaba el acento español. Claro que a lo mejor se lo decían para ligárselo, jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, Josep Mª, nada tiene desperdicio en esta película. Por todo, en mi caso seguro que hay una tercera vez dentro de un tiempo.
      Y en cuanto a lo que dices del acento argentino, claro, a mí me atrapa el tono meloso; otra cosa es que entienda lo que dicen jajaja.

      Por otra parte, aunque siempre nos resulta un tanto atractivo lo nuevo y desconocido, al hijo de tu amigo seguramente lo pretenderían esas ¿pibas, no?.

      Muchas gracias por tu comentario, ¡un abrazo!

      Eliminar
  15. Hola Chelo, en su momento vi esta película y me gustó, bueno, me gusta todo lo que hace Darín es una debilidad. Pero leer tu post ha sido como un recordatorio. Como siempre, las reseñas de las peliculas que nos muestras no me las pierdo. Creo que es estupendo recoger no solo instantes sino esas frases que quedan, porque cobran un sentido fuera de la pantalla. Gracias (P.D ¿has encontrado la foto del gato negro? lo siento pero me he leído también la otra reseña, no he podido contenerme) Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, amiga Eme. Tú también me has proporcionado títulos de películas que siempre han sido de mi agrado (creo que conoces mis gustos).
      Las frases, efectivamente, fuera de contexto algunas no cobran su verdadero sentido y otras resultan incluso mas potentes.

      Nada, nada...del gato negro ni rastro, Eme. Esto cobra dimensiones de fenómeno paranormal ;-)

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  16. Celebro esta iniciativa conjunta, y la elección que han hecho en este caso es un hallazgo: tanto película como novela merecen la pena.

    Un beso grande!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la parte que me toca, Fer, y por la de Kirke, también.
      Dí que sí, en esta ocasión el libro/película elegid@ (sugerido) ha sido acertadísimo.

      Un beso

      Eliminar
  17. Primero como he hecho con Paloma me ha dado mucha alegría volver a disfrutaros a las dos con esta sección que se echaba de menos, esta genial.
    En cuanto a la peli, no la he visto, y me resulta raro porque Darin me encanta, es uno de mis actores favoritos. Intentaré en uno de estos fines de semana verla y también como le he dicho a Paloma leer el libro, aunque no se si haré primero leer el libro o ver la pelí, aunque casi que seguro que vea antes la pelí. un beso. TERE. ah y espero ese post del juzgado.

    ResponderEliminar
  18. Se me olvido recomendarte, "Kubich" de Darin también, nos gusto mucho a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tere, qué amable eres siempre. Que tú y más amigos disfrutéis con la sección, nos hace a nosotras disfrutar doblemente.
      Si tienes ocasión haz las dos cosas, lees el libro y ves la peli también.
      Gracias por la recomendación de la película Kóblic (entiendo que te referías a ésta), no la he visto pero me la apunto.
      Un beso muy fuerte

      Eliminar
  19. Muchas gracias, Chelo, por recordarme esta película que vi hace yaq años y que me gustó muchísimo. Voy a intentar volverla a ver pues lo pasé muy bien en ella.
    Lo que desconocía, Chelo, es que hubieses trabajado en un juzgado donde como bien dices debiste de tener que 'cargar' con casos de todo tipo, algi¡uno, entiendo, bastante desagradables. Estaría bien que dedicases algunas entradas a contarnos cosas de esos casos (je, je...)
    Un beso, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por comentar, Juan Carlos.
      La verdad es que no esperaba que generara curiosidad el hecho de haber trabajado en un Juzgado. Es una época que añoro y en la que lo pasé realmente bien trabajando, que ya es difícil.
      A ver si me lanzo a contaros, que lo que son ánimos vuestros no me faltan ;-)

      Un abrazo

      Eliminar
  20. Estoy casi segura de haber empezado a ver esta peli, pero no recuerdo más que las primeras escenas, así que por aguna razón no pude continuarla. Ahora, después de leer tu estupenda reseña y de conocer algunos aspectos subyacentes de la misma, se me renuevan las ganas de disfrutarla. Me queda la intriga del por qué de algunas frases y de ese secreto que está por descubrir...

    Si alguna vez te decides a contarnos cosas acerca de tu trabajo en aquella época que mencionas, aquí me tendrás, la primera de la cola para leerte. ¡Me encantaría! :))

    Un beso gigante y gracias por esta magnífica recomendación de cine, Chelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la escena del crimen (acaecida muy al principio de la película), es realmente macabra. Igual la dejaste por eso, Julia.
      Sea como fuere, a mi me encanta haberte removido las ganas de verla; es más, creo que te gustaría y encontrarías el sentido de esa justicia que pretenden algunos protagonistas y de esos dos amores tan distintos que aparecen.
      Y hablando de justicia, vale. Me animaré a hablar de la época que trabajé en ella o para ella ;-)

      Mil gracias por tu comentario, por tus ánimos y por ese beso gigante que te devuelvo ya mismo.

      Eliminar
  21. Hola Chelo,
    Te confieso que no la he visto, pero Ricardo Darín me parece un actorazo.
    Me llama mucho la atención su manera de actuar y esas fantásticas reflexiones que nos deja con los personajes que interpreta.
    ¡Me la apunto para verla!
    Excelente trabajo el de Kirke y tuyo!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah! Se me olvidaba...jjjj..much@s estaremos encantados de que nos cuentes tus aventuras pasadas en el juzgado.
      ¡Como auxiliar de justicia tengo derecho! XP

      Eliminar
    2. Pues casi podemos montar un club de fans de Ricardo Darín, que somos ya un montón los que apreciamos sus dotes como actor. Y tienes razón, de todos los papeles que interpreta se puede sacar algún mensaje o reflexión.

      Gracias por la parte que me toca y por la de Kirke también. Y por interesarte por mi andadura por los Juzgados. No me digas que trabajas de Auxiliar de Justicia (¿en Cataluña? tengo en los juzgados de allí una amiga de aquella época) ;-)

      Un montón de besos, Gemita

      Eliminar
  22. HOla, Chelo:

    Me encanta tu reseña. La película para mi es magnífica
    y volver a repasarla contigo me dan ganas de verla por tercera vez. No he leído el libro, ni creo que lo haga con la cantidad de lectura atrasada que llevo.

    En su momento di mi opinión -sin reseña- sobre "El secreto de sus ojos" así que con tu permiso (y sin él también :-)) enlazo esta entrada tuya ahí mismo.

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Myriam, me disculpo contigo porque se me pasó este comentario tuyo. A ver, no es que se me pasara, es algo que no te comenté nunca pero tus comentarios me entran directamente al blog, sin aviso en el correo electrónico, ignoro la razón. Es por ello que, si comentas en alguna entrada que no es la última en la que suelo estar más pendiente, pues no me entero.
      Y he visto tus comentarios en ésta de casualidad.

      Me gustaría ver cómo has enlazado mi entrada a esa opinión tuya sobre "El secreto de sus ojos", ¡gracias!

      Muchos besos

      Eliminar
  23. Otra cosa: Gracias a ti me metí en el blog de Kirke,
    y lo enlazo a las míos. Sólo leí, por ahora, una entrada,
    pero no quiero que se me pierda, es super-interesante.
    así que ¡¡gracias, gracias!!

    y más besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que hayas descubierto el blog de mi compi, ¡gracias a ti y más besos!

      Eliminar

♥Tu opinión es muy importante para mí♥