sábado, 27 de abril de 2013

Y quién no duda...

LA DUDA
En esta película asistimos a las consecuencias de una justicia ciega en una época (año 1964) de fuertes convicciones morales.
En ella se plantean cuestiones filosóficas sobre la verdad, la certeza, la duda..., y todo a través de la rivalidad entre la Hermana Aloysius (Meryl Streep, que, como es habitual en ella, está genial interpretando cualquier papel) y el Padre Flynn (Philip Seymour Hoffman). 
En el fondo es una confrontación entre diversas maneras de entender la educación, los valores, la Iglesia y la fe.
Sólo hay que fijarse en el contraste entre los dos comedores, el de la Hermana y el del Padre.  
Él, intenta desafiar las normas del colegio apaciguando el ambiente frío que ella impone, pero, como veréis, ella (que es una monja autoritaria, inquisidora e intolerante) no está dispuesta a concederle en ningún momento el beneficio de la duda.
Y no sólo eso sino que comparte sus dudas con otra religiosa más joven e idealista, a quien trata de manipular, la hermana Jane (Amy Adams). Esta última representa el punto de vista que cualquiera de nosotros tendríamos ante un caso como el que se plantea.
Sorprende e impacta también el diálogo de Aloysius con la madre del niño origen de todo el problema. 
Frases de la película:
  •  "La duda puede ser un lazo tan poderoso y sostenedor como la certeza."
  • "Las decisiones fáciles de hoy tendrán consecuencias mañana".
  • "¿Por qué está tan segura de que miente? —Experiencia" 
  • "Aún si siente certeza, es una emoción, no un hecho".
  • "Uno acepta lo que tiene que aceptar y lidia con eso".  
                        
La sospecha está servida y el veredicto, una vez más, queda en manos del espectador.
Ya veréis como la película está montada de manera que os quedáis con la sombra de LA DUDA, que es lo que, en definitiva, siempre queda tras cualquier infundio o rumor.


miércoles, 10 de abril de 2013

¡¡25 películas ya!!

"LA DÉLICATESSE"

Delicadeza es la elegancia y exquisitez de comportamiento con las personas o las cosas, en las obras o en las palabras; para mí es prima hermana de la sensibilidad que, como dijo Azorín, levanta una barrera que no puede salvar la inteligencia.
Y es que, como dice el propio título, estamos ante una película delicada, en el sentido de exquisita, suave, tierna.
Los actores están perfectamente seleccionados, tanto Audrey Tautou (la intérprete de "Amélie"), que esta vez encarna a la dulce y entrañable Nathaliecomo François Damiens, que es el desgarbado sueco Marcus; ambos combinan perfectamente drama, comedia y romanticismo.
Marcus  no es de esos hombres que escriben poemas ni que tienen métodos de seducción "al uso", su método reside simplemente en ser como es, un hombre sensible, tierno y bondadoso, aunque el pobre sea constantemente juzgado por su aspecto físico, y no hay para tanto porque es un chico normal y corriente.

Si me encantó la película es porque da credibilidad a estos nobles sentimientos y plantea cúanto nos puede afectar todo lo que los demás esperan de nosotros y lo difícil que es luchar contra la opinión de la mayoría. 
Realmente, la abuela de Nathalie  es la única persona que da en el clavo con un diagnóstico rápido del buenazo de Marcus  opinando que tiene "buen fondo".
También muestra la película lo caprichoso que puede llegar a ser tanto el destino como los dictados del corazón, pues en cuestión de segundos, tanto un fatal accidente como un beso sin sentido pueden cambiar todo.
Para rematar, cuenta con una estupenda banda sonora de Émilie Simon.

Para mí las mejores frases de la película son:
  •  “Ella me permite ser la mejor versión de mí mismo” (Marcus) 
  •  Cuando el marido de Nathalie, ante la pregunta de ella sobre si tendrían hijos, le responde: "sí, cuándo ya no tengamos nada más que decirnos".
   _________****************_________
Ahora os invito a un trocito de tarta a todos los que leéis lo que escribo, los que me decís cosas, los que escribís en él, los que me comentáis fuera de él, y sobre todo, a quién hace posible que yo pueda ver las películas de las que hablo, incluída mi muñequita (mi sobrina Patri), la que me hizo el dibujo tan chulo del anterior post y que aún está esperando que hable de alguna película que le guste ;-), para celebrar que ya llevo ¡¡25 películas!! en este Blog, que comenzó como una práctica de un curso sobre Informática y que sigue y seguirá gracias a tod@s y cada uno de vosotr@s. 
Como le digo siempre a un buen amigo, cualquier razón es buena para estar de celebración.

viernes, 5 de abril de 2013

En algún lugar...


AUSTRALIA

  

Protagonizada por Nicole Kidman (Lady Sarah Ashley), Hugh Jackman (Drover) y Brandon Walters (Nullah, un niño mestizo aborígen de 14 años). Este último tiene un encanto natural que se come al resto de protagonistas. 
La pelicula que, por cierto, es bastante larga, tiene como telón de fondo la II Guerra Mundial.
Jackman es uno de mis actores favoritos, todo sea dicho, e interpreta a un ganadero tan tosco como refinada es la señora Sarah
La profunda antipatía que se profesan se suaviza cuando Sarah se hace cargo del marginado niño.

Citas de la película:
  • "A la mayoría le gusta poseer cosas. Tierra, equipaje, a otras personas. Los hace sentir seguros. Pero pueden perder todo. Al final, lo único con lo que se quedan es con su historia. Así que usted trate de vivir una buena."
  • "Solo porque así sea, no significa que así debe ser."
  • "Si no tienes amor en tu corazón, no tienes nada, ni sueños, ni historia. Nada."
  • "Contar la historia es lo más importante de todo. Así es como permanecerá contigo la gente que amas por siempre."

En resumen, calficaría la película de entretenida, quizás demasiado previsible lo que va sucediendo, pero de las de pasar una buena tarde...
Toma la canción “Somewhere over the rainbow” de la película "El mago de Oz" para narrar las partes más sensibles.
Os dejo con un vídeo de la canción porque es también una de mis preferidas:



El dibujo siguiente lo ha hecho una niñita llamada Patricia y lo publico en mi Blog en agradecimiento a su comentario: