viernes, 27 de febrero de 2015

Salirse de la "norma"...

Ayer mi sobrina Patricia, a la que suelo recoger del colegio todos los jueves por la tarde, me sugirió que por qué no nos íbamos luego al cine.  
"¿Luego del cole?, pero si es jueves..."
y me replicó "¿y por qué tiene que ser todo siempre igual?".
Me dió qué pensar y, para NO variar, le dí el "okey". Ella, sabedora de ello de antemano (además es listísima, ¿será pasión de tía?), ya tenía pensadas dos películas para público infantil. Había una tercera pero, como ella me dijo con mucha gracia "Bob Esponja no, que esa es para pequeños" , la descartamos.
El dilema estaba entre "Annie" y "El libro de la vida", y como ella no se decidía me preguntaba a mí. 
Sea como fuese que lo echáramos a suerte (primero eligiendo yo una de sus manitas, y la película la tenía ella en su cabeza, claro; luego eligiendo yo entre "A" ó "B", y la película se la pensaba ella también, por supuesto), de cualquier forma siempre siempre salía la de "Annie". Así que, como fue cosa del azar (¿alguna duda?), pues fue ésta la que vimos. 
Y como yo la quise marear un poco sugiriéndole cosas de la otra película, ella sentenció finalmente: "tía, tranquila, no pasa nada, la otra la vemos otro día".

Pues bien, "Annie" es un remake del musical con el mismo nombre, adaptado a la época moderna, una película muy entrañable y entretenida.

La película me arrancó alguna carcajada con las salidas de tono de una sensacional Cameron Díaz, en su papel de la desquiciada dueña del orfanato, ¡borda el papel!
Y como frase para enmarcar, la que dijo Annie
"Todo el mundo insiste en decir “no” porque les da miedo decir “sí”.

La conclusión es que me lo pasé estupendamente (por la película también). Había que ver la carita de satisfacción de la niña, sonriendo abrazada a sus palomitas como quien se coge a un flotador salvavidas y cogiendo mi mano cuando salía alguna escena un poquito más triste.
Mientras veía la película pensaba que cuando tenga quince años (o más...) puede que sea yo la que le pregunte un jueves cualquiera "Patri, ¿vamos al cine?", y quizás me encuentre con que entonces ella me diga... "¿y por qué no?". Quizás no, estoy segura.
 
Gracias 
 
 

martes, 17 de febrero de 2015

"12 años de esclavitud"

Dejamos atrás San Valentín, la lluvia de corazones, las citas sobre el amor...Uf, ya estaba un poquito empalagada ;-), y para que yo diga esto...
En el lado opuesto tenemos una película basada en la novela escrita por Solomon Northup, donde relata su verdadera experiencia en una plantación de algodón tras ser secuestrado en 1850. 
Dirigida por Steve McQueen, relata el horror de la vergüenza de la esclavitud de Estados Unidos.

Tiene infinidad de premios:
2013: 3 Premios Oscar: mejor película, guión y actriz secundaria. 9 nominaciones
2013: Globos de Oro: Mejor película dramática. 7 nominaciones
2013: Premios BAFTA: Mejor película y actor (Ejiofor). 10 nominaciones
2013: Critics Choice: Mejor película, guión adaptado y actriz sec. 13 nomin.
2013: Festival de Toronto: Mejor película (Premio del público)
2013: National Board of Review (NBR): Mejores 10 películas del año
2013: American Film Institute: Top 10 - Mejores películas del año, entre otros.


Fijáos en la interpretación de la desconocida keniata Lupita Nyong'o, en el papel de la sufrida esclava Patsy, y eso que se trata de su primera película. 
Mirad qué escena protagoniza:
Como dato curioso diré que el director  había revisado las audiciones de más de 1.000 actrices y ninguna parecía tener la "gracia majestuosa", en palabras suyas, que requería el personaje.

 Frases de la película:

  •  “No quiero sobrevivir, quiero vivir.” (Solomon Northup)
  • “Ningún hombre de conciencia; puede dar con el látigo a una persona día tras día, sin destrozarse a sí mismo.”  
  •    
    Brad Pitt también actúa, además de producir esta película, y según he leído dijo en su momento: "esta cinta es un recordatorio para que no olvidemos que todos somos iguales y merecemos lo mismo".
Y acabo con estas dos frases con las que estoy absolutamente de acuerdo: